Mamá de bebés múltiples #1: descubrir que van a tener bebés múltiples

Moms of Multiples

Escuchar el latido del corazón de tu bebé por primera vez es tan increíble como todos los padres dicen.

El latido del corazón fetal es rápido; el de nuestro bebé era de 160 latidos por minuto. Cuando lo escuché, sentí cómo mi propio corazón se aceleraba para alcanzarlo. En la pantalla del ultrasonido, vimos un cuerpo pequeñito con forma de osito moviéndose en lo que parecía ser una danza de felicidad.

Mientras mi esposo y yo decíamos “Guau”, y “No lo puedo creer”, y “¡Vamos a tener un bebé!”, la técnico de ultrasonido seguía trabajando. Finalmente dijo, “Y ahí está el segundo”.

Y vimos, ahora más callados. Creo que dije “¿Hay otro?” Mi esposo dijo, “¿Gemelos?” Ella nos mostró un manchón gris pequeño. Este embrión fue más difícil de ver que el primero, pero el latido de su corazón era fuerte y claro, 156 latidos por minuto. Estaba embarazada de dos bebés.

Es más difícil describir lo que es escuchar el segundo latido de corazón. Una parte de mí se quería reír: solo estaba intentando tener uno y tuve dos, ¡típico de un desempeño sobresaliente! Por otro lado, la esperanza y la alegría que sentí fueron… complicadas. Un embarazo de bebés múltiples aumenta las probabilidades de desarrollar diabetes gestasional, anemia, parto prematuro, y prácticamente todas las complicaciones del embarazo que existen, inclusive algunas complicaciones únicas de embarazos de gemelos, como síndrome de transfusión fetofetal (STFF), una posibilidad con algunos gemelos idénticos en la que un bebé pone en peligro al otro al absorber el oxígeno y alimento que lo sustenta.

Estas complicaciones no solo significaban problemas para mí: era más probable que mis bebés fueran pequeños y tuvieran dificultades en las primeras etapas de vida, y que tal vez necesitaran pasar algún tiempo en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU). Solo tenía ocho semanas de embarazo ¡y ya estaba pensando en la NICU!

Y cuando la técnico de ultrasonido me mostró el segundo latido de corazón, me angustié inmediatamente, preguntándome si podría darle a dos bebés la atención que necesitaban y merecían.

Luego dijo, “Vamos a ver si encuentro un tercero”.

Los trillizos toman todas las complicaciones de los gemelos y las aumentan. Y la vida cotidiana con tres o más bebés hace llegar el ingenio humano a su límite.

En mi caso, no hubo un tercer latido del corazón. Aún así, mi embarazo y parto iban a ser complicados e iba a ser la futura mamá de gemelos. En ese pequeño cuarto solo iluminado por una pantalla que mostraba los contornos de lo que algún día serían mis hijos, mi vida cambió en formas que nunca me había imaginado.

La técnico de ultrasonido nos preguntó si estábamos bien, ¿qué se siente saber que van a tener gemelos?

Dije, “¡Se siente como si hubiera ganado la lotería, una lotería muy cara!” Era broma, más o menos, pero lo que dije era cierto: la casualidad me dio algo inimaginablemente maravilloso, ¡dos bebés! Mas esta gran fortuna me “costaría” no solo dinero, sino tiempo y problemas, estragos en mi cuerpo, sacrificios en mi estilo de vida, desafíos para mi tranquilidad. El trabajo y el desgaste me recuerda, todos los días, lo valiosos que son mis bebés. ¿No pasa eso con cada embarazo y cada niño?

Las mamás de bebés múltiples pasan más tiempo con los doctores, lo cual agradezco, porque nunca me sentí sola. Parecía que siempre tenía una cita con alguien: mi obstetra, el perinatólogo, los dietistas del hospital que me ayudaron a superar mi diabetes gestasional y las enfermeras y doctores invaluables de la sala de partos, a quienes tuve que visitar más de una vez antes de que mis bebés finalmente nacieran.

Cuando nacieron, una de mis bebés tuvo problemas y fue puesta en observación para su posible ingreso en la NICU. Pero evolucionó en las horas posteriores al nacimiento y pudieron traérmela. Nuestras bebés llegaron a casa menos de una semana después de su nacimiento, sin necesidad de cuidados intensivos. Pero incluso con gemelos sanos, o trillizos, o más, la adaptación a una nueva vida juntos es el siguiente gran paso, uno que nos emocionaba empezar.

En seguida: #2 Los por qués de bebés múltiples

Descubra más sobre nuestro Centro Johnson para la mujer embarazada y el recién nacido o llame al (650) 498-2229.

Amy Letter es la madre de las gemelas Sagan y Tesla, y escritora, artista y profesora de inglés en la Universidad de Drake.

Authors

Leave a Reply

  • (will not be published)