Corazón virtual de Stanford presentado en Oculus Connect 4

occulus-connect-4-stanford-childrens

Cortesía de Oculus

El Dr. David Axelrod, cardiólogo pediátrico del Betty Irene Moore Children’s Heart Center y cocreador del Corazón virtual de Stanford, asistió a la conferencia Oculus Connect 4 esta semana en San José en donde participó como experto en un panel sobre las aplicaciones de la RV en la atención médica.

La conferencia de dos días que celebra Oculus atrae a miles de personas de todo el mundo para hacer demostraciones de tecnologías de realidad virtual (RV) nuevas y hablar sobre maneras de seguir impulsando la tecnología. Utilizar la RV en la atención médica está a la vanguardia de estos posibles avances, y los doctores del Lucile Packard Children’s Hospital Stanford están ayudando a abrir camino.

El momento culminante para Axelrod fue escuchar el discurso de apertura del fundador y director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, durante el cual Zuckerberg destacó el Corazón virtual de Stanford como uno de los proyectos de realidad virtual más emocionantes del año.

Mark Zuckerberg

Cortesía de Oculus

“Fue emocionante escuchar el entusiasmo de Mark por nuestro Corazón virtual”.

“Desarrollamos este proyecto para transformar la manera en la que los pacientes y los estudiantes médicos aprenden sobre defectos cardíacos congénitos”, comentó Axelrod. “Saber que nuestro programa es pertinente para un público mucho más amplio es una inspiración”.

El Corazón virtual de Stanford ha sido llamado un “viaje fantástico” dentro del corazón humano, y su intención es explicar los complejos defectos cardíacos congénitos, que son algunas de las afecciones médicas más difíciles de enseñar y entender. Axelrod ha dirigido el desarrollo de la experiencia del Corazón virtual de Stanford, que ayuda a las familias a entender las afecciones cardíacas de sus hijos al emplear un nuevo tipo de visualización interactiva que va mucho más allá de los diagramas, los modelos de plástico y los dibujos hechos a mano. Los usuarios se colocan un casco de RV y utilizan controles remotos manuales para rotar el corazón, abrirlo e inspeccionar sus partes, que incluyen varios defectos cardíacos, así como “teletransportarse” hacia adentro para ver el interior de las cámaras del corazón y sus vasos. Para los estudiantes médicos, el Corazón virtual de Stanford proporciona una nueva manera de inmersión interesante para aprender sobre las dos docenas de anomalías cardíacas congénitas complejas al permitirles caminar por dentro del corazón afectado para ver cómo está fluyendo la sangre, y ver la forma en que un defecto particular interfiere con la función normal del corazón.

El Corazón virtual de Stanford fue producido por Lighthaus Inc. con apoyo de Oculus, una subsidiaria de Facebook.

Authors

Leave a Reply

  • (will not be published)