¡Vacúnese! El momento para vacunarse es ahora

vaccinations-immunization-stanford-childrens

¿Recuerda cuando tener varicela era un rito de iniciación?  Para la mayoría de nosotros significó comezón, baños calmantes y alrededor de una semana sin ir a la escuela.  Con la invención de la vacuna contra la varicela, esas ronchas rojas icónicas se volvieron principalmente algo del pasado.  Lo que muchas personas no saben es que en algún momento la varicela fue responsable de complicaciones mortales y de miles de hospitalizaciones al año. La llegada de la vacuna ha ayudado a casi eliminar las muertes asociadas y a reducir de manera importante las hospitalizaciones.

Aunque la varicela es un ejemplo, hay numerosas enfermedades que se pueden prevenir con vacunas y que ya no presentan amenazas de salud importantes para la sociedad. La mayoría de nosotros, inclusive los médicos, nunca hemos experimentado, tratado, ni visto casos de polio, viruela o paperas. Eso es porque las vacunas han prevenido por mucho tiempo estas enfermedades.  Las vacunas son una de las grandes invenciones en salud pública ya que ayudan a reducir el riesgo de propagar enfermedades mortales. Como agosto es el Mes nacional de la inmunización y la temporada de regreso a clases, es un excelente momento para aprender sobre la importancia de las vacunas para niños y entender su importancia.

Desafortunadamente, en años recientes ha habido un número creciente de padres que deciden no vacunar a sus hijos. Puede ser debido a confusiones e información incorrecta sobre su seguridad y efectividad.

El hecho de que muchas enfermedades están ahora bajo control y se ven rara vez refleja el poder y la importancia de la inmunización. Además, varios estudios han demostrado la seguridad y efectividad de las vacunas de rutina. Un estudio reciente en Pediatrics reveló que las vacunas pocas veces llevaron a complicaciones y los beneficios de las inmunizaciones de rutina en la infancia sobrepasan los riesgos. Sin embargo, las bacterias y los virus que provocan estas enfermedades que se pueden prevenir con las vacunas siguen presentes en el medio ambiente y la protección que proporcionan las vacunas no previene infecciones futuras en bebés y niños no vacunados.

Piense en la facilidad con la que los gérmenes se propagan en el salón de clases de su hijo. Las enfermedades infecciosas funcionan de la misma manera y se propagan de persona a persona. La inmunización ofrece una herramienta de prevención crítica para reducir la propagación de la enfermedad. La buena noticia es que incluso si sus hijos están retrasados en sus vacunas, su profesional de salud puede administrar las vacunas adecuadas para que se pongan al día.

La vacunación no solo es una decisión personal. Tiene efectos en familias, comunidades y en el sistema más amplio de atención médica. Mantener las vacunas de los niños al día puede proporcionar protección a individuos vulnerables, inclusive bebés, adultos mayores y a aquellas personas que tienen un sistema inmunológico debilitado. Las mujeres embarazadas pueden dar protección a su nonato.

Aliento encarecidamente a las familias a que hagan una cita para recibir inmunizaciones ahora. Es importante terminar el programa de vacunación antes de que empiecen las clases, especialmente en el caso de niños que van a empezar preescolar y el jardín de niños.  Para obtener más información y para recibir una lista completa de la vacunas recomendadas para niños, visite nuestro sitio web Enfermedades infecciosas pediátricas. Insistamos en vacunarnos este otoño para garantizar la salud y la seguridad de nuestros seres queridos y la comunidad.

La Dra. Yvonne Maldonado es la jefa de enfermedades infecciosas pediátricas en el Departamento de pediatría y es médico tratante de Lucile Packard Children’s Hospital Stanford y Stanford Children’s Health. Tiene casi 30 años de extraordinaria experiencia en liderazgo en su campo, que incluye la publicación de una abundancia de artículos de investigación sobre tratamientos y terapias de enfermedades infecciosas pediátricas. La Dra. Maldonado es miembro del Comité nacional consultivo de vacunas del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos y también forma parte del Comité de enfermedades infecciosas de la Academia Estadounidense de Pediatría.

Authors

Leave a Reply

  • (will not be published)