Un suplemento dietético ayuda a la función pulmonar en pacientes con fibrosis quística, revela un estudio de Stanford/Packard

carol-conrad-stanford-childrens-blog

La esperanza de vida para personas con fibrosis quística ha mejorado drásticamente en las últimas décadas, pero aquellas personas con FQ tienen dificultades con una acción muy básica: respirar con facilidad. Sin embargo, un estudio nuevo indica que un suplemento dietético específico puede evitar la disminución en la función pulmonar que caracteriza esta enfermedad genética.

“La FQ es una enfermedad que se caracteriza por bastante inflamación de los pulmones”, comentó la Dra. Carol Conrad, quien dirigió un estudio científico reciente que puso a prueba el efecto de un suplemento dietético específico en la función pulmonar de pacientes con FQ. Conrad dirige tanto el Laboratorio de función pulmonar pediátrica como el Programa de trasplante pediátrico de pulmón en el Lucile Packard Children’s Hospital Stanford, y hace investigaciones de FQ en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford.

El estudio Etapa II puso a prueba los efectos de la n-acetilciteína, o NAC por sus siglas en inglés, un suplemento dietético que se cree que aumenta los depósitos de antioxidantes del cuerpo. El suplemento mejoró la función pulmonar de los pacientes, pero no de la manera en la que el equipo de investigación esperaba.

Esto es lo que los investigadores pensaron que pasaría: sabían que los pacientes de FQ tienen muchos glóbulos blancos, que luchan contra las infecciones en el cuerpo, en los pulmones, y que la inflamación es un efecto secundario dañino del trabajo de los glóbulos para luchar contra patógenos. Se supone que los antioxidantes naturales del cuerpo, que incluyen una molécula llamada glutatión, mantienen la inflamación bajo control. Pero los pacientes de FQ tienen niveles bajos de glutatión.

“Nuestra teoría era que si podíamos darles un suplemento dietético que les ayudara a restablecer los depósitos normales de este antioxidante, se podría calmar la inflamación de los pulmones”, comentó Conrad. “Esperábamos que mejoraría su función pulmonar y su calidad de vida en general”.

El estudio, de 70 pacientes con fibrosis quística de 9 a 59 años que se asignaron de manera aleatoria para tomar ya sea NAC o un placebo tres veces al día, no demostró diferencia alguna entre los grupos en varias medidas de inflamación y del estado de los antioxidantes.

Sin embargo, los pacientes que estaban recibiendo NAC mantuvieron su función pulmonar durante el estudio de seis meses, mientras que los pacientes que estaban recibiendo el placebo sufrieron una disminución en la función pulmonar. Los pacientes de FQ normalmente experimentan una disminución gradual en la función pulmonar, así que la posibilidad de que un suplemento dietético pueda frenar o evitar el deterioro es una excelente noticia.

“No esperábamos ver diferencias en la función pulmonar entre los dos grupos”, comentó Conrad. “El hecho de que las hayamos visto es increíblemente interesante y emocionante. Esto fue uniforme en todas las medidas de función pulmonar, así que no es un golpe de suerte, pero aparentemente estaba sucediendo en una vía distinta de la que esperábamos”.

El equipo planea realizar estudios más grandes y de mayor duración para examinar cómo funciona NAC en personas con FQ. El suplemento tiene un buen perfil de seguridad, pero es difícil para los pacientes tomar de manera constante las dosis frecuentes utilizadas en la investigación. Los doctores necesitan entender de una mejor manera cómo funciona el suplemento y cuánto se necesita para cambiar las cosas para los pacientes, antes de recomendarlo ampliamente, comentó Conrad.

Descubra más sobre nuestro Programa de Fibrosis Quística o llame al (650) 498-2665.

Authors

Leave a Reply

  • (will not be published)