Un robot salva la brecha entre pacientes jóvenes que están en aislamiento y compañeros de la escuela del hospital

double-robot-stanford-childrens

Al estar constantemente innovando maneras de mantener el trabajo escolar al día mientras los niños reciben tratamiento en el Lucile Packard Children’s Hospital Stanford, la escuela del hospital ahora tiene una herramienta nueva para ayudar a que los pacientes sigan participando, tanto en sus lecciones como con sus compañeros.

Es un robot de telepresencia con dos llantas llamado el Double, y se parece a un Segway. El Double se queda en el salón de clases en la escuela y lo controla el paciente de manera remota, sin importar en qué parte del hospital se encuentra el paciente.

Los alumnos-pacientes como Anuj Nanuvati, de 16 años de edad, alumno de penúltimo año de la preparatoria, sabe lo que es estar aislado de sus compañeros por una enfermedad. En julio del 2015 le diagnosticaron linfoma, y como resultado de su tratamiento estuvo en periodo de inmunosupresión y tenía que estar en aislamiento antes de que le extirparan un tumor de dos libras del pecho. “Uno se siente muy solo”, le dijo Anuj a la reportera del Palo Alto Daily Jacqueline Lee, quien hizo el reportaje. “Así que lo que me encanta es ver a otros niños y poder hablar con ellos y jugar juegos de mesa y de cartas con ellos”.

En una demostración reciente del robot, la escuela instaló el laboratorio de ciencias de los jueves en el salón de clases con el Double (arriba) y una maestra instaló otro laboratorio en un cuarto de paciente con Anuj (abajo). Anuj controlaba al robot en un iPad para ver cómo la maestra Julie Fogarty realizaba las etapas de un experimento en el salón de clases y replicaba las acciones en su propio laboratorio al lado de la cama.

anuj-nanuvati-stanford-childrens

“El robot se utiliza con diferentes pacientes diariamente según se necesita”, comentó el maestro Kevin Danie. “Es particularmente útil para pacientes con fibrosis quística que no pueden estar alrededor de otras personas con la enfermedad debido al riesgo de infección cruzada. Además, el Double es una maravilla para niños que están recibiendo trasplantes de médula ósea, ya que tienen que estar en aislamiento 100 días después del trasplante”.

La escuela del hospital, parte del Distrito Escolar Unificado de Palo Alto, trabajó con el Lucile Packard Foundation for Children’s Health para solicitar un subsidio para comprar el robot. El Bank of America, un antiguo patrocinador del hospital, respondió al llamado y financió la subvención.

“Es la fusión perfecta entre la tecnología y la necesidad del ser humano”, comentó la presidenta de mercado del Bank of America, Raquel González. “En vez de estar en aislamiento, los alumnos pueden estar con sus compañeros y seguir aprendiendo”.

Usted puede cambiar las cosas en las vidas de Anuj y de otros pacientes que reciben atención en Packard Children’s al visitar supportLPCH.org.

Descubra más sobre nuestra escuela del hospital.

Authors

Leave a Reply

  • (will not be published)