Resoluciones saludables para un verdadero éxito

Con el nuevo año vienen muchos planes para cambiar nuestra manera de hacer las cosas, para deshacernos de un mal hábito, empezar a hacer ejercicio o comer mejor. Muchos de nosotros también sabemos lo fácil que las resoluciones de año nuevo se pueden volver algo del pasado. Especialmente para los niños, aprender hábitos saludables y mantenerlos, ya sea en año nuevo o no, puede ser clave para una vida larga y feliz. Entonces, ¿qué pasos pueden de verdad cambiar las cosas?

“La tradición de una ‘resolución’ normalmente implica una dieta o una idea de corto plazo”, comenta Cindy Zedeck, gerente del Programa pediátrico de control de peso del Lucile Packard Children’s Hospital. “La clave es ponerse la meta de tener éxito con pequeños pasos, y luego celebrar cada pequeño éxito en el camino. Es un proceso y para que perdure tiene que ser una experiencia positiva”.

Muy a menudo, Zedeck explica, los padres de niños con sobrepeso se sienten responsables y su esfuerzo por resolver el problema y ayudar a sus hijos puede estar centrado en lo que el niño no está haciendo o no debería estar haciendo. Zedeck y su equipo tienen años de experiencia ayudando a niños y a familias a cambiar su salud a través de algunas herramientas clave a través del Programa pediátrico de control del peso. Aquí hay una muestra:

1. Fije objetivos pequeños

“Las resoluciones en general son demasiado ambiciosas”, comenta Zedeck. “No se cumple la meta principal; uno se siente horrible, y luego deja de hacer todo”. En vez de esto, dice, hay que empezar con poquito. Si no hace nada de ejercicio, planee solo una actividad a la semana para empezar. Luego fije una meta nueva para añadir más actividad.

2. Cambie su entorno

Su hogar es el único lugar que en verdad puede controlar, así que hágalo saludable. Quite la ropa de su máquina para hacer ejercicio y póngala cerca de una ventana. Deshágase de los alimentos de ‘luz roja’ (poco saludables) y abastézcase de cosas saludables. Ponga sus zapatos para correr cerca de la puerta principal en donde los verá y se acordará de usarlos. Quítele el polvo a las raquetas de tenis, las cuerdas para saltar, los aros de basquetbol y los hula hula.

3. Establezca papeles

En una familia, el trabajo de la mamá durante las vacaciones es recibir el plato de dulces, dar las gracias, y luego deshacerse de él. Es el trabajo de su hijo seleccionar esa salida familiar activa para el fin de semana. Hay muchos papeles, grandes y pequeños, en un estilo de vida saludable. Hable con su familia y rote los papeles conforme avanzan.

4. Planee tener premios que no sean alimentos

Haga una lista de premios que no sean alimentos ni dinero que puedan disfrutar usted y sus hijos cuando logren cada meta pequeña: un viaje a la playa, al parque o a la piscina local, un juego de mesa favorito, volar un papalote o poner “boletos” en un frasco para que cada éxito se vaya acumulando para un premio más grande. Hable sobre los premios, y haga una lista de lo que disfrutarían los niños y los padres.

5. Utilice el sistema de compañero y el apoyo de equipo

Siempre es más divertido tener un amigo o un miembro de la familia que lo acompañe en el trayecto. Inscribirse a una actividad nueva puede ayudar a los niños a conocer amigos nuevos, lo que es un premio en sí mismo por hacer algo divertido.

6. Practique hacer un diario sencillo

Cada día, registre lo que comió y la actividad que hizo. “Hacer un diario crea consciencia”, dice Zedeck. “Nos ayuda a aprender a pensar sobre lo que comemos y las decisiones que tomamos”.

Cuando los niños y las familias necesitan más apoyo, unirse a un programa puede ser un paso que les cambie la vida. El Programa pediátrico de control del peso es un programa de seis meses que ayuda a niños de 8 a 15 años y a sus familias a desarrollar hábitos saludables para toda la vida. Este programa está recibiendo inscripciones para enero y hay becas disponibles para aquellos que cumplan con los requisitos. No es necesario hacer una remisión, solo llame al (650) 725-4424.

¡Feliz Año Nuevo de todos nosotros en Lucile Packard Children’s Hospital!

Authors

Leave a Reply

  • (will not be published)