Padres en Reino Unido recorrieron más de 5,000 millas para salvar el corazón de su hija Isla

Salvando corazones en todo el mundo - Stanford Children's

Salvando corazones en todo el mundo – Stanford Children’s

Somos Mike Dobson y Ali Fitzpatrick, padres orgullosos de Isla Dobson, de tres años de edad, de Liverpool, Reino Unido, y esta es nuestra historia.

Cuando Ali quedó embarazada de Isla en 2010, nos enteramos a las 16 semanas de embarazo que nuestro bebé tenía un defecto cardíaco, posiblemente un defecto septal atrioventricular, o AVSD. Hacia el final del embarazo, Ali fue a un hospital de Inglaterra para realizarse un estudio, donde le diagnosticaron un AVSD completo. Al respecto, el hospital dijo que probablemente podrían repararlo en una sola operación.

Ali y yo estábamos muy emocionados cuando Isla nació el 15 de junio de 2011. Afortunadamente, no hubo problemas al nacer. Isla tenía muchas consultas regulares con su cardiólogo en Liverpool.

Salvando corazones en todo el mundo - Stanford Children's

Pero cuando tenía cerca de seis meses de edad, el hospital decidió que era el mejor momento para la operación de Isla. Como se pueden imaginar, Ali y yo nos sentimos devastados cuando la operación no salió bien. Los médicos descubrieron muchas más complicaciones en el corazón de Isla; se encontraba en un estado muy crítico. Incluso tuvieron que deshacer toda la reparación que habían realizado en el corazón de nuestra hija y colocarle una banda de la arteria pulmonar.

Frustrada por la falta de progreso, Ali comenzó a investigar sobre cirujanos cardíacos de todo el mundo a través de diferentes foros y sitios web. El nombre que siempre aparecía era el del Dr. Frank Hanley, un cirujano cardíaco pediátrico en Lucile Packard Children’s Hospital Stanford. Para ese momento, Isla tenía dos años y medio y estaba bien, pero el hospital en Inglaterra aún no nos ofrecía una buena solución en cuanto a la corrección de sus defectos cardíacos.

Ali se comunicó con el Dr. Hanley en septiembre de 2013. A petición suya, le enviamos todos los expedientes médicos de Isla desde el Reino Unido. Dr. Hanley escribió un par de semanas después diciendo que él estaba seguro de poder llevar a cabo una «reparación completa con un alto grado de éxito».

Esta fue la mejor noticia en el mundo para nosotros. No podíamos creer lo positivo y seguro que el Dr. Hanley se mostraba. También estuvimos en contacto con el cardiólogo, el Dr. Stafford Grady en Stanford. También fue muy positivo y atento. Él realmente se preocupó y nos comprendió porque casi habíamos perdido a Isla durante su primera operación y le tomó bastante tiempo en tranquilizarnos. Realmente no había ninguna decisión que tomar. Estaba claro para nosotros y nuestras familias que Isla necesitaba ser operada por el Dr. Hanley.

Viajamos a California a principios de marzo de 2014. Lo primero que hicimos fue llevar a Isla a Disneylandia por una semana como regalo. Luego, volamos hasta San Francisco y después de unos pocos días de pruebas y estudios preoperatorios, el Dr. Hanley le realizó la operación a Isla el 14 de marzo en Lucile Packard Children’s Hospital Stanford. Siempre nos estaban informando durante su cirugía y el Dr. Grady también nos dio mucho apoyo. El Dr. Hanley vino a vernos antes de entrar en el quirófano; nunca olvidaremos sus palabras de aliento y apoyo. Habló con nosotros tan pronto como salió de la operación y nos dijo que todo había salido muy bien y que él estaba muy contento con el resultado. Este fue sin duda el mejor día de nuestras vidas y es algo que nunca pensamos que sucedería.

Tres semanas más tarde, después de una recuperación completa, salimos del hospital con Isla. Después de una semana de conocer San Francisco, volamos de regreso a Reino Unido y nos hemos sentido muy felices como familia desde entonces.

En junio pasado fue el tercer cumpleaños de Isla, poco después de regresar a Reino Unido. Ali y yo le realizamos una gran fiesta para celebrar su cumpleaños y el éxito de la operación del Dr. Hanley.

Nos sentimos inmensamente agradecidos con el Dr. Hanley, el Dr. Grady, el Dr. Chris Weiss, Fiorenza Lukas de International Medical Services, todo el personal de quirófano y el personal de enfermería, todos los doctores y enfermeras de la Unidad Hospitalaria de Cirugía Cardiovascular (CVICU) y 3 West (especialmente el Dr. Weiss) y Jeanie Liang de Child Life. ¡Todos estuvieron increíbles! El hospital era precioso y la atención fue excelente, todo lo que podríamos haber esperado. Pensamos en todas estas personas especiales a menudo y lo mucho que influyeron en nuestras vidas, especialmente el Dr. Hanley, que para nosotros es un obrador de milagros.

Descubra más información sobre nuestro Programa de Cardiología Pediátrica o llame al (650) 721-2121.

Authors

Leave a Reply

  • (will not be published)