Ortopedistas de Stanford Children’s Health están viendo un aumento en las lesiones del ligamento cruzado anterior en niñas

aminah-carter-stanford-childrens

*Niñas atléticas como Aminah Carter, de 8 años, están siendo tratadas por lesiones deportivas que generalmente están asociadas con atletas adultos y profesionales

«Como padres, alentamos a nuestros hijos a participar en una gama diversa de actividades», comenta Sarah Ahmed. «Uno casi nunca considera una lesión como el desgarro del ligamento cruzado anterior. Creí que eso era algo para adultos y atletas profesionales».

En lugar de eso, es la realidad a la que se enfrenta la hija de Sarah, Aminah Carter, de 8 años de edad, de Fresno, California. La bailarina, gimnasta y atleta lleva alrededor de siete meses en recuperación por el desgarre del ligamento cruzado anterior, que corre de manera diagonal por en medio de la rodilla y proporciona estabilidad. Su cirugía del ligamento cruzado anterior la realizó el Dr. Charles Chan, cirujano ortopédico del Lucile Packard Children’s Hospital Stanford y Stanford Children’s Health.

Su mamá dijo que ella cree que pudo haber empezado con haberse topado con alguien en el patio de la escuela. «En mayo pasado, recibí una llamada en la que me informaron que Aminah había chocado con otro niño y que necesitaba ir a atención de urgencia», recordó Sarah. «Sin embargo, terminaron dejándola ir y estaba bien».

Luego, unos días después Aminah estaba en un torneo de fútbol cuando se cayó al piso gritando del dolor. Ni si quiera se podía parar. «Sabía que algo estaba muy mal», dijo su mamá. «No había ortopedistas pediátricos disponibles para verla y, en mi opinión, necesitábamos una RM».

En una búsqueda de internet, encontraron el Centro ortopédico infantil y Programa de medicina del deporte en Stanford Children’s Health. Después de una RM y consulta con Chan, encontraron que el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha se había desgarrado y necesitaría una reconstrucción quirúrgica.

«Ya que Aminah es muy joven y sigue creciendo, no se pueden utilizar las técnicas estándares para adultos de la reconstrucción del ligamento anterior cruzado», comenta Chan. «Así que utilizamos una técnica en la que reconstruimos el ligamento cruzado anterior al pasarlo por la rodilla y asegurarlo al hueso sin perforar las placas de crecimiento de la pierna que la siguen haciendo crecer, ni perforar cerca de las mismas».

Chan mencionó que solo en el último par de décadas los cirujanos empezaron a realizar cirugías de ligamento cruzado anterior en niños que siguen creciendo. «Le ponen férula y recomiendan esperar para hacer deportes de agilidad algunos años», dijo Chan, profesor clínico adjunto de cirugía ortopédica en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford. «Pero hay técnicas en la actualidad que no inhiben el crecimiento». Estas son buenas noticias, especialmente con el triple de jóvenes participando en deportes organizados desde 1995.

Ahora, Aminah está haciendo fisioterapia dos veces a la semana. Cumple estrictamente con las órdenes de los doctores de realizar escasa actividad física para poder garantizar el éxito de la reparación.

«Después de que la reconstrucción del ligamento cruzado anterior haya madurado completamente y de que ella haya aprobado la fisioterapia, puede volver a hacer todas las actividades que hacía antes de la lesión», dijo Chan. «Desde mi punto de vista, reconocer que Aminah no solo es una versión más pequeña de un atleta adulto con un desgarre del ligamento cruzado anterior es el primer paso para garantizar que la reconstrucción sea duradera. Tanto la reconstrucción física como el plan de fisioterapia posoperatoria necesitan tomar esto en cuenta».

Pero Aminah tuvo otro problema de salud inesperado en septiembre del 2105. La diagnosticaron con diabetes tipo 1, que Sarah dijo está presentando un conjunto de desafíos y adaptaciones completamente nuevos. Después de un año con tantos desafíos en la salud de su hija, Ahmed dice que volver a hacer actividad física será un agradable regreso a una infancia «normal».

«Es posible que el horario nunca vuelva a ser tan intenso como lo era antes de la cirugía», dijo su mamá. «Estamos haciendo una cosa a la vez y poniendo mucha atención a todos los aspectos de su salud antes de regresar a las actividades normales. Esperamos recibir la luz verde para que vuelva a la danza. Pero si tenemos que esperar un poco más para que sane el ligamento cruzado anterior, Aminah entiende».

Descubra más sobre nuestro Centro ortopédico y Programa de medicina del deporte.

Authors

Leave a Reply

  • (will not be published)