Láncese al verano de manera segura: Cinco consejos para maximizar la seguridad en la cama elástica y el castillo inflable

kid-on-trampoline

De Winter Johnson

Durante el verano, los niños están ansiosos por liberar su energía contenida con mucha diversión. Pero ¿son las camas elásticas y los castillos inflables seguros?

“Durante los meses cálidos, tratamos por lo menos una lesión relacionada con la cama elástica, o el castillo inflable, en promedio cada dos semanas”, comenta la Dra. Meghan Imrie, una cirujana ortopédica de Lucile Packard Children’s Hospital Stanford.  “Estas lesiones van desde esguinces, hematomas y fracturas óseas, hasta lesiones más serias que requieren cirugía, y normalmente son el resultado de dos niños que chocan o que aterrizan mal”.

A nivel nacional cada año, se registran más de 110 000 lesiones de cama elástica o castillo inflable. El aumento constante de estas lesiones se puede atribuir al aumento en las camas elásticas desde que se aceptó como deporte Olímpico en el 2000, así como sitios que ofrecen muchas camas elásticas para niños que quieren saltar.

“Los niños están justo en el límite entre solo divertirse y llegar a los límites, y tratar de no lastimarse en el proceso”, añade.

La Dra. Imrie recomienda lo siguiente a las familias que les encanta saltar:

  1. Las personas que saltan en una cama elástica deberían tener mínimo seis años. “La edad límite oficial es cinco o seis, pero también tomo en cuenta la conciencia corporal, la coordinación, el equilibrio y el tamaño del niño como indicadores para determinar si un niño debería saltar o no”, comenta Imrie. Esto es importante porque muchos niños menores de seis años no tienen el equilibrio para evitar caer en una posición incómoda, agregó Imrie.
  2. Solo deje que haya una persona en la cama elástica a la vez.  “Dejar que solo haya un niño a la vez puede ser menos divertido, pero es más seguro”, asegura Imrie. Con una cama elástica, el diferencial del peso entre dos niños puede provocar que el niño que pesa menos pueda salir volando sin control.

    Para poder divertirse de manera segura en el castillo inflable,
    asegúrese de que las personas que están saltando tengan el mismo tamaño y peso, ya que sería fácil que el niño más pequeño se caiga del castillo por medio del hueco.
  3. Asegúrese de que los niños que están saltando estén vigilados por un adulto. Idealmente la persona que los vigila es uno de los padres o alguien en quien los padres confíen.
  4. Siga las instrucciones de seguridad del equipo. Estas pueden cambiar dependiendo del fabricante. Para las camas elásticas, normalmente incluyen quitar escaleras, cubrir los resortes y las bisagras y rodear con una red. Para los castillos inflables, las precauciones incluyen anclar el castillo de manera segura y tener tapetes alrededor de la entrada y en cualquier lado en donde pudiera caer un niño.
  5. No intente hacer trucos. “Deje los saltos mortales, las vueltas y otras acrobacias a los gimnastas”, sugiere Imrie.

Haga clic aquí para aprender más sobre el trabajo de la Dra. Meghan Imrie.

Authors

Leave a Reply

  • (will not be published)