iPads en el departamento de urgencias ofrecen entretenimiento y confort

En el Departamento de urgencias pediátricas del Stanford Hospital, cada uno de los nueve cuartos ahora cuenta con un iPad para uso de los pacientes. Aunque muchos padres pueden tener inquietudes al respecto de que sus hijos estén metidos en las pantallas distraídos, en la sala de urgencias esa tendencia tiene un efecto totalmente beneficioso.

“Cuando salió el iPad en el 2010, enseguida me quedó claro”, comenta el Dr. Bernard Dannenberg, director del Departamento de urgencias pediátricas. “Un iPad vale 10 miligramos de morfina”.

Dannenberg describe la primera vez que una niña que necesitaba atención por traumatismo llegó y se le ofreció un dispositivo de computación personal, en este caso un iPhone. “Los paramédicos la trajeron con moretones y lesionada. Uno de los paramédicos le dio su iPhone. Estaba fascinada con el iPhone y pudimos hacer fácilmente todo lo que necesitábamos, como colocarle la línea intravenosa. Más tarde, la especialista de Child Life llegó y le ofreció su iPad. Lo agarró y estuvo concentrada en él unos 20 minutos. Dije, ‘Esto es mejor que cualquier otra cosa’.

El Departamento de urgencias pediátricas, con personal especializado en traumatismos y en pediatría del Lucile Packard Children’s Hospital, durante mucho tiempo ha proporcionado televisiones para el entretenimiento visual y para la educación del paciente / la familia. Pero los iPads ofrecen participación directa a los niños, además de una suite completa de servicios para los padres y la familia. En el caso de los niños que han sufrido una lesión, el iPad puede ofrecer un consuelo familiar para ayudarlos a calmarse y reafirmarles que son niños y centrar su energía en solo eso.

El Departamento de urgencias pediátricas es el primero en tener un sistema que permite que los iPads estén disponibles en el cuarto de los pacientes, guardados bajo llave pero accesibles, y con nuestra propia aplicación. La aplicación está diseñada para entretener, informar y ayudar a comunicarse con el personal de la sala de urgencias. Los niños pueden ver películas, escuchar música, jugar o leer libros. Los padres pueden utilizar internet, imprimir documentos o revisar su correo electrónico. La aplicación deja que el usuario se comunique por medio de mensajes (SMS) o Face Time (chat de video) con la secretaria del departamento de urgencias, los especialistas de Child Life, nuestros servicios al cliente y además se puede poner en contacto con un intérprete si lo necesita.

Packard Children’s está seguro de que este nuevo servicio ayudará a los niños y a las personas que los cuidan a pasar el tiempo más rápido y sentirse más conectados con su equipo de tratamiento de la sala de urgencias pediátricas. Vea el video que se encuentra a continuación para aprender más.

example_image

Authors

Leave a Reply

  • (will not be published)