BERT al rescate: el teatro al lado de la cama reduce la ansiedad de pacientes que van a entrar a cirugía

bert-doctors-stanford-childrens

Dr. Sam Rodriguez y Dr. Thomas Caruso

 

Bedside Entertainment Theatre (BERT) featured on NPR 6/29/16. On NPR’s All Things Considered, Jenny Gold tells the story of an innovative care program launched earlier this year by Packard Children’s doctors – aimed at reducing anxiety for kids going into surgery.

Read below – Healthier, Happy Lives Blog on BERT, published April, 2016.

*Aproximadamente el 60 por ciento de los pacientes sufren de ansiedad preoperatoria, que normalmente se trata con medicamentos orales. Pero estos medicamentos pueden aumentar el tiempo que le toma al paciente salir de la anestesia y prolongar el periodo de recuperación después de la cirugía.

“¡No podría estar más emocionada!” Comentó Stephanie Othman, mamá de Michael de ocho años, a quien le acaban de quitar las amígdalas en el Lucile Packard Children’s Hospital Stanford. “¡Fue un campeón!”

No era el comportamiento que ella esperaba. Michael, que sufre de ansiedad, estaba tan preocupado por la cirugía que había sufrido de ataques de ansiedad la semana anterior. Pero su cirugía superó las expectativas de todos: las del paciente, las de los padres y las del equipo de atención por igual.

¿Qué es BERT?

La clave para el éxito de Michael fue un método nuevo que habían inventado sus anestesiólogos para involucrar y distraer a los pacientes jóvenes durante los minutos previos a la cirugía. Conocido como el Entretenimiento al lado de la cama y teatro de relajación,o BERT por sus siglas en inglés, distrae al paciente y reduce los nervios, el llanto y el estrés, que podrían afectar los resultados clínicos cuando se trata de la inducción de la anestesia y la recuperación posquirúrgica.

“Someterse a una cirugía puede ser uno de los acontecimientos más estresantes hoy en día en la vida de un niño y de su familia”, comentó el Dr. Sam Rodriguez, anestesiólogo pediátrico de Michael. “Y el separarse de sus padres es una experiencia atemorizante, así que el momento en que pasan de la sala de espera prequirúrgica al quirófano es [un momento crítico] para evitar que los pacientes se alteren y se pongan nerviosos”.

El concepto de promocionar la calma y la relajación antes de la cirugía inspiró a Rodriguez a inventar el aparato BERT en su garage. Luego, acudió a su amigo y compañero anestesiólogo pediatra, el Dr. Thomas Caruso, para ayudarlo a obtener el apoyo para poner en marcha el programa en el hospital. Después de meses de colaboración en varios departamentos, se lanzó el programa BERT en la unidad perioperatoria este febrero.

Patient interacting with BERT

El paciente Michael Oshman interactúa con BERT camino a la cirugía

 

¿Cómo funciona?

BERT es un proyector y una pantalla grande y blanca de plástico que son móviles y se pueden sujetar a la cama del paciente con pinzas. Los pacientes pueden elegir de un menú de opciones de entretenimiento apropiadas para la edad que van desde programas de televisión hasta películas y videos.

La experiencia envolvente en estos materiales también incluye un elemento de teatro. Por ejemplo, una vez que está dentro del quirófano, el equipo de anestesia utiliza BERT como cuenta atrás mientras coloca la máscara y el paciente se queda dormido. Sacuden la cama y dan indicaciones verbales como “vas a oler el combustible del cohete en este momento” y “¡despegamos!” Estas “obras de inducción” abarcan varios temas, que incluyen un buceo profundo, el despegue de un cohete y los aventuras fantásticas de Mi pequeño ponyy Dora la exploradora.

Para la experiencia prequirúrgica de Michael Oshman, el equipo utilizó tácticas distintas. Hasta el momento en que se quedó dormido, BERT seguía prendido y Michael pudo jugar juegos en un iPad. Su equipo de atención también le ofreció palabras reconfortantes: la especialista de Child Life, Amanda Suhrke, lo calmó al decirle que no estaba solo y que su mamá iba a estar ahí cuando despertara.

“Se sentirá como si solo cerraras los ojos durante cuatro segundos, y después los abras”, le dijo Suhrke a Oshman. Después de la cirugía, Michael, que estaba de buen humor, confirmó que “fue como si hubiera parpadeado y ya”.

El efecto de BERT

Incluso cuando un paciente no requiera de medicamento oral preoperatorio, BERT puede ayudar a aliviar el estrés y nerviosismo preoperatorios. Los estudios han revelado que el nerviosismo preoperatorio puede retrasar la inducción de la anestesia general y desencadenar la liberación de hormonas de estrés, lo que dificulta la recuperación postoperatoria. El utilizar técnicas de distracción no medicinales como BERT podría reducir la necesidad de estos medicamentos orales y servir como un complemento a la medicina oral que previene la ansiedad en los pacientes que la siguen necesitando.

Para medir la eficacia clínica de BERT, el equipo perioperatorio analizará la ansiedad del paciente desde la perspectiva de las familias y los anestesiólogos. Aunque el equipo sigue recolectando datos, las observaciones iniciales son muy prometedoras.

“BERT ya ha tenido un efecto visible desde la perspectiva de Child Life”, comenta Suhrke, “y añadir opciones a nuestra caja de herramientas de las técnicas ansiolíticas no medicinales puede beneficiar a los pacientes”.

Rodriguez y Caruso desarrollaron la mayor parte del contenido multimedia de BERT en su tiempo libre y siempre están buscando maneras de seguir mejorando el sistema y la experiencia del paciente.

“Vale tanto la pena”, comentó Rodriguez, y el sentimiento es mutuo entre todos los “jugadores” de BERT, desde asistentes del quirófano y cirujanos hasta los equipos de Child Life y de la experiencia del paciente, quienes están viendo los resultados a través de estudios de satisfacción.

“BERT es en donde el trabajo médico complejo del proceso quirúrgico se encuentra con el pragmatismo de mantener al paciente y a la familia cómodos”, comenta Christine Cunningham, directora de la Experiencia de los pacientes.

Ahora que hay tanto interés en BERT por parte de otros departamentos y servicios en el hospital, estamos trabajando en ampliar el programa.

Para los Dres. Rodriguez y Caruso, se trata de hacer lo que a ellos les gustaría que alguien hiciera por sus hijos.

“Respeto mucho la oportunidad de ser el cuidador de un niño cuando sus padres no pueden estar en el quirófano”, comenta Caruso. “Como padre, entiendo lo difícil que es alejarse de un hijo mientras está siendo sometido a un procedimiento”.

Authors

Leave a Reply

  • (will not be published)